Compartir

Desde que vivimos en una época en la que la duración de la vida de la batería tiene prácticamente la misma importancia que la propia respiración, encontrar formas en las que acelerar el proceso de carga puede hacer una gran diferencia.

cargar-smartphone

Y aunque todavía no se ha inventado un método para cargar los móviles de manera instantánea, hay algunas reglas simples que si se aplican pueden acelerar significativamente la velocidad de carga de cualquier teléfono inteligente.

Activa el modo avión

Cuando activas el modo avión, tu dispositivo desactiva automáticamente todo tipo de conexiones (radio, WiFi, etc) lo que reduce significativamente la cantidad de energía que consume. Eso significa que mientras el terminal no tiene que centrarse en mantener el propio teléfono funcionando a pleno rendimiento, la carga es más eficiente

Saca la funda

Los smartphones son muy sensibles al calor y requieren un trabajo extra cuando las temperaturas son muy altas. Muchas fundas pueden contribuir a que el dispositivo se caliente aún más por lo que es mejor cargarlo sin funda.

Déjalo solo

Esto debería ser algo obvio, pero deja de jugar al teléfono cuando está ocupado cargando energía. Hacerlo funcionar durante el proceso de carga puede hacer que este se ralentice. Incluso solo el hecho de tener la pantalla encendida, hace que el dispositivo no se cargue tan rápido como debería.

Usa un enchufe de pared

Si es posible, carga el teléfono directamente en un enchufe de pared. Tu dispositivo obtendrá una carga más fuerte de un enchufe tradicional que de un puerto USB del ordenador, ya que el primero es capaz de dar salida a una mayor cantidad de energía.

No hay comentarios

Dejar una respuesta